Comunicación participativa, una herramienta fundamental para lograr objetivos comunes

Comunicación participativa

La comunicación participativa requiere, antes que todo, cambios en la manera de pensar de los “comunicadores”, Jan Servaes & Patchanee Malikhao.

Empecemos con una breve definición de qué es la comunicación según Paulo Freire, educador latinoamericano, la cual se entiende como el intercambio de la información entre varias partes, con el fin de transmitir o recibir ideas, opiniones o pensamientos. Asimismo, se enfoca en un modelo participativo que involucra la multiplicidad, promoviendo la identidad cultural y la participación sin barreras.
Es aquí donde la comunicación participativa rompe ese ideal de linealidad que genera limitaciones para conectar al comunicador con las audiencias, con el propósito de facilitar el proceso de generación de ideas, conocimientos y experiencias de forma recíproca a todos los niveles.
“El proceso de interacción social democrática que se basa sobre el intercambio de símbolos por los cuales los seres humanos comparten voluntariamente sus experiencias bajo condiciones de acceso libre e igualitario, diálogo y participación”, (Beltrán, L. 1979).
Comunicación participativa

Con el objetivo de promover las experiencias de comunicación de manera efectiva y adentrarse en diferentes abordajes de la misma, es fundamental entender que la participación es un componente importante durante los procesos de toma de decisiones, donde se busca promover la diversidad y la pluralidad dentro de la investigación comunicativa hacia la participación activa.

Es por esta razón que, la comunicación debe ser ejecutada desde el relacionamiento con todos los entes activos de la sociedad, la participación y toma de decisiones ante situaciones que representan los ambiente socioeconómicos, culturales y políticos del contexto al que se quiere llegar.

Teniendo en cuenta lo mencionado, se entiende que la comunicación participativa abarca un proceso más amplio y flexible que promueve la posibilidad de incentivar la libertad de comunicar información para responder un interrogante, sin provocar la limitación de la expresión.

Bajo la perspectiva de la comunicación participativa, los comunicadores sociales deben empezar a entender a la gente desde sus singularidades, creencias, contextos, dinámicas, entre otros, como el núcleo del desarrollo para el mejoramiento individual y comunitario por medio de métodos, prácticas y programas que promueven el equilibrio.

Beneficios de la comunicación participativa:

  • Permite producir nuevas relaciones sociales.
  • Incentiva a pensar en nuevas formas de llegar a las audiencias.
  • Entiende las necesidades y realidades locales desde el diálogo y el análisis del contexto.
Retomando la primera frase de este blog y entendiendo la perspectiva del “Nuevo Comunicador” desarrollada por Jan Servaes profesor en la Universidad de Massachusetts considerado como uno de los máximos especialistas en comunicación para el desarrollo sostenible, “los comunicadores debemos estar preparados para atender a las nuevas formas de participación, desde el conocimiento de las comunidades, de su cultura, valores y creencias, con el propósito de crear estrategias de comunicación en un mundo cada vez más global.
Valery Bayter Uscátegui 
Ejecutiva de cuenta Senior
5/5
Facebook
LinkedIn

Entradas destacadas

índice de contenido

Hola, comunícate con nosotros y pronto responderemos tu mensaje.
//
GJ COMUNICACIONES
¿Cómo te ayudamos?